Antilea

Bienvenidos a Antilea. Foro de rol de ambientación medieval fantástica.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarseEditar Personaje
¡Reviviendo Antilea!
Nuevas misiones y trabajos. Puedes echarles un vistazo en el apartado correspondiente.

Comparte | 
 

 El tesoro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: El tesoro   Mar Oct 18, 2011 9:19 pm

-¡Atención! -proclamó con voz de trueno un Feldwebel con cara de rata. Inmediatamente se escuchó el crujir de botas y el grupo de soldados quedaron formados al instante.

-Descansen -ordené con voz suave y algo distraída-.

-Estáis aquí porque requiero de la 2º Sección de la 5º Compañía para un trabajo especial -anuncié en tono serio y seco-. Viajaremos al este, hacia el desierto en búsqueda de un elemento no indispensable, pero si muy conveniente para la financiación de futuros proyectos en nuestra nación -agregué elocuentemente-.

-Tiny, Josef, Leer, Bamberg, Jahran estarán bajo el mando del Tribuno militar y de la plebe Red Sirious -ordené tranquilamente. Los soldados asintieron levemente con un movimiento de cabeza-. Heide, Julius, Emil, Sieg, Hofman con la Centurión Hildegard Schlose -los nombrados dieron un taconazo y pasaron a sentarse junto a mi hermana-. Gregor, Ward, Schnell, Frick, Wiesling, Kjet irán con el General Ilaer Balzac -resonaron en coro las placas de los soldados-. El resto de la sección, conmigo -anuncié en un tono casi jovial-.

Mis palabras eran tan escasas y secas que procuraba por ser claro, sin embargo no estaba de más un poco de cordialidad.

-Preguntas, caballeros...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Hildegard B. Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 635
Femenino Mensajes : 1532
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : A veces Teruel, a veces Valencia. ¿O quizás la piña debajo del mar?

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Mar Oct 18, 2011 9:33 pm

La verdad, no entendía nada. Pensaba que a mi hermano se le había ido la pinza desde la visita a la prisión. Y me había acoplado un grupo de soldados, cosa que odiaba. No comprendía nada, así que levanté la mano.

-Primero: ¿Qué buscamos exactamente? Y segundo: Creo que los cuatro (Ilaer, Sirious y nosotros) nos bastamos solitos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Www.elrincondelaika.wordpress.com
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Jue Oct 20, 2011 1:17 pm

Me encontraba en un rincón, algo más alejado del grupo, aunque escuchando las palabras del Rey Tristán, y oyendo después las preguntas de Hildegard de forma bastante clara.

Tras el parlamento de ambos, decidí acercarme un poco abandonando el lugar en el que me encontraba, acercándome de forma lenta y sigilosa al grupo, hasta que me encontré a escasos dos metros de Hildegard y junto a una mesa que tenía desplegado un mapa de la región desértica a la que nos adentrábamos, con todos los enclaves perfectamente definidos, las rutas más seguras, todos los yacimientos de interés, los oasis y zonas de movimiento y dominación de tribus bárbaras nómadas, y alguna información más que daba el mapa.

-Señorita Hildegard, no veo acertado su último comentario. El desierto, en sí, ya es un arma mortífera para un grupo tan reducido de personas como el que acaba de describir, y a eso tenemos que sumarle los ataques de los bárbaros nómadas, especialmente agitados en esta época del año ya que su pastoreo no ha dado el fruto que ellos esperaban y su población sufre de hambrunas. Si es peligroso adentrarse en el desierto con un ejército, imagínese sin nadie que nos cubra las espaldas. Respecto a su primera pregunta... no tengo ninguna información sobre el objetivo que hemos de cumplir, pero aseguro estoy de que nuestro Rey se complacerá en mostrárnolas en breve.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Red Sirious

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 76
Masculino Mensajes : 621
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Sáb Oct 22, 2011 7:33 pm

Esperé quieto y firme que asignaran a mis valientes héroes, que serían liderados por mí hasta la muerte, siempre que ésta tuviera sentido para Tristán y para Tuitusk. Cuando me asignaron el grupo asentí lentamente al igual que los que serían mis soldados. Con un rostro serio me giré hacia ellos y dije en voz alta.- ¡Soldados! ¡La legión estará orgullosa de vosotros por servir tan fielmente al rey Tristán y a Tuitusk, en esta odisea.- Dije con voz firme y autoritaria, pero a la vez de camaradería.- ¡Recordad para quién lucháis y venced!.- Los soldados levantaron su brazo haciendo el saludo y dando un golpe en el suelo con sus pies y yo alcé mi mano para saludar a mis soldados. Acto seguido me giré y me dirigí un poco más cerca de Hildergard, tras haber escuchado el comentario del gran Ilaer.- Ilaer, Tristán, no hagáis caso a mi amada, últimamente anda un poco trastornada por lo que le ocurrió con aquél bárbaro.- Dije agachando la cabeza mientras miraba de mala forma a Hildergard. No sabía que le pasaba para desafiar a su propio hermano, pero habría que pararle los pies antes de que se descontrolara.

- Estaré orgulloso de servir a la legión, a Tristán y a Tuitusk hasta la muerte si hace falta.- Dije saludando al Rey Tristán y a Ilaer a la vez como lo hice antes con mis soldados.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://deadland.foroactivo.com/
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Lun Oct 24, 2011 5:47 pm

Asentí con un gesto cansado a las palabras de mi hermana, mientras repasaba con agrado el comentario de Ilaer. Luego respondí con el mismo gesto a mi cuñado. Me levante y con un tono serio miré a mi hermana.

-Me temo que por excepcionales que sean nuestras habilidades en batalla, al lugar donde iremos valen muy poco -anuncié lúgubremente-. Pelear con un nigromante encadenado puede ser fácil. Pelear contra el legado de uno de los nigromantes más buscados en toda Antilea que además incluye una búsqueda, implica pelear contra no-muertos, trampas, laberintos, magia negra y cualquier tipo de cosa que no puedas ni imaginar -repliqué preocupadamente-. A fin de expulsar cualquier rastro del mal en nuestro suelo y usar ese colosal tesoro para beneficio de nuestra nación -comenté en un tono más agradable-.

Repasé a toda la sección lentamente detallando la expresión en cada uno de sus rostros.

-No sobra decir, preparad el equipo, descansad y que los dioses nos acompañen. Partiremos antes del amanecer -anuncié esbozando una ligera sonrisa en mi rostro. Mientras los soldados salían en actitud de descansen, estreché mi mano con Sirious e Ilaer.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Hildegard B. Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 635
Femenino Mensajes : 1532
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : A veces Teruel, a veces Valencia. ¿O quizás la piña debajo del mar?

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Lun Oct 24, 2011 6:42 pm

Me había enfadado la actitud de mi hermano. Que le diesen morcilla, así no había manera de vivir. Pero en sus palabras vi un atisbo de libertad, y algo en aquel lugar me decía que cerca estaba mi verdadera casa... Algo muy familiar, más familiar que mi hermano.

Así que, por la noche, me colé en su tienda para dejar al lado suyo una carta:

carta escribió:
Tristan:

Me voy por mi cuenta. Últimamente me siento relegada y siento que en algún lugar del desierto está mi verdadero hogar. Quizás averigüe quién soy en realidad, el origen de mis poderes... no lo sé. Pero quiero que sepas que me las arreglaré para aparecer cuando tengas problemas y recuperar mi orgullo perdido. Por favor, no me sigáis, ya me resulta doloroso separarme de tí como para que me lo hagas más duro.

Te quiero.

H.B.S.

P.D:No cuentes a nadie lo de mis habilidades con el fuego. Nadie se entiende por todo el grupo incluido el General.

Junto a la carta dejé una pulsera que heredé de mi madre, monté a Morrut y fui hacia el norte. Sentía que algo me llamaba a ir allí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Www.elrincondelaika.wordpress.com
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Lun Oct 24, 2011 8:52 pm

Tras estrecharle la mano a Tristán, decidí reunirme con los soldados, que estaban montando una hoguera para cocinar los alimentos que les pertenecía esa noche y recibir un poco del calor de la trémula llama rojiza que emitía una luz tan débil como parpadeante, aunque se agradecía un poco el calor en aquellas noches tan heladas.

Una vez hecha la hoguera, empezamos a comer un poco. Algún que otro soldado no entretenía con una anécdota, otros, a los que el dios Brigalder les había bendecido con el don de la voz melodiosa, cantaban himnos, odas y demás canciones populares, mientras que los algo más letrados y con mayor capacidad de retención, recitaban hermosas leyendas de reyes, héroes, dioses y guerras en países lejanos y exóticos.

Pasados unos minutos, decidimos dormirnos para salir descansados y pronto hacia nuestro difícil destino. Tendríamos que luchar contra magia oscura. Una magia oscura muy poderosa, aunque nada podrían hacer sus conjuros frente al poder de nuestros dioses y a la férrea voluntad de los hombres de Tuitusk.
Mas, cuando más dormidos estábamos, escuché, en la lontananza, un ruido de cascos alejarse. Me desperté sobre saltado. ¿Sería un sueño? Me levanté y fui a las caballerizas improvisadas que se habían montado con una antorcha para alumbrar un poco en la penumbra de la noche. Empecé a contar caballos... Eleathar estaba allí. El caballo del rey también, el de Sirious, el de los soldados... estaban todos. ¿O no? Volví a realizar la cuenta una vez más... y esta vez vi que había un dato que no cuadraba: el caballo de Hildegard no estaba.

Me encogí de hombros y fui directo al lugar donde estaba Sirious. Estaba preparándose para acostarse con el resto de soldados. Me acerqué a él y le dije unas palabras un tanto desalentadoras.

-¿Está aquí Hildegard? Creo que le han robado el caballo.

En esto, observé el lugar donde debería estar Hildegard. Hacía mucho que necesitaba de la intimidad propia de las mujeres de su edad. ¿Dónde estaba? Me puse nervioso. La mano derecha me empezó a temblar y no escuché las palabras de Sirious que me miraba preocupado.

Sacudí la cabeza para salir de mi ensimismamiento y tiré del brazo derecho de Sirious para sacarlo de la tienda. Nos recorrimos corriendo todos los establecimientos pequeños del improvisado y minúsculo campamento sin encontrar ni rastro de Hildegard. ¡No estaba! Fuimos corriendo después a la tienda de Tristán y entramos sin avisar. Tris estaba de pie y se giró sobresaltado al vernos entrar con tanta prisa y estrépito. COn la voz entre cortada le grité a pleno pulmón.

-¡Hildegard ha desaparecido!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Red Sirious

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 76
Masculino Mensajes : 621
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Miér Oct 26, 2011 5:29 pm

Asentí con la cabeza y di la mano a Tristán con un fuerte choque, mientras lo miraba fieramente diciendo que haría lo que fuera por él y por Tuitusk con la mirada. Acto seguido ordené a los soldados que comenzaran a acampar y que se prepararan para una gran batalla, la que nunca habían librado. Una vez supervisé los campamentos me dirigí al mío y me acomodé en las sábanas y cojines que ponía en el suelo para descansar, eso sí, sin quitarme la armadura, tan solo el casco de Tribuno militar. Había que estar preparado para la guerra. No sabía nada de Hildergard y me extrañaba que no estuviera aquí, pero supuse que Tristán la había puesto en otra cabaña para que no mantuviéramos actos sexuales, ya que la batalla necesitaba nuestros 5 sentidos. Entonces Ilaer entró sobresaltado, me dijo algo que no llegué a comprender del todo y me tiró del brazo sacándome de la cama. Mientras me arrastraba por las calles me di cuenta de qué era lo que pasaba. Una vez llegué no tuve más que decirle a Tristán junto con Ilaer:

- ¡Señor! ¡Hildergard ha desaparecido! Me suena que es uno de sus arrebatos de locura, últimamente está un poco rara...- Dije sin intentar preocuparme demasiado. Últimamente veía como Hildergard había cambiado totalmente. No era la chica que conoció en una posada, era algo que no me gustaba en absoluto últimamente...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://deadland.foroactivo.com/
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Jue Oct 27, 2011 3:50 am

Me llevé un gran susto cuando entraron abruptamente en mi tienda Ilaer y Sirious. Estaba de espaldas a la entrada y volteé rápidamente aunque al ver quien era retorné a mi gesto reflexivo.
Ilaer parecía bastante alterado, mientras que Sirious ya parecía estar acostumbrado a los arranques de mi hermana.
Conservaba la carta entre mis dedos y me paseaba por la tienda en gesto pensativo. Ni siquiera podía replicar a la voz de alarma que provenía del General y mi cuñado.

-Me ha tomado por sorpresa, maldición -dije con voz opaca y moviendo la cabeza negativamente con tristeza-.

Dediqué una mirada contemplativa a mis colegas.
Mi hermana siempre había tenido ese espíritu rebelde y desmesurado a la hora de tomar una decisión. Una vez había elegido su camino ni el poder de los dioses podía intervenir en su decisión. Un poco de esa actitud me molestaba bastante. No medía siquiera el riesgo que corría al aventurarse sola en el desierto.
Entonces fruncí el ceño durante unos segundos apoyando los puños sobre una mesa donde descansaban unos mapas, documentos y los sellos y algunos candelabros pequeños.

-¿Qué hacer, caballeros?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Hildegard B. Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 635
Femenino Mensajes : 1532
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : A veces Teruel, a veces Valencia. ¿O quizás la piña debajo del mar?

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Jue Oct 27, 2011 8:37 am

Estuve unos días caminando por el desierto, alimentándome de chacales y bebiendo tanto Morrut como yo de su sangre. No me importaba con tal de llegar a ese lugar que me marcaba mi... ¿corazón? Al tercer día llegué a un edificio de piedra. Parecía un templo, y también parecía habitado. Me escondí para cambiarme de ropa, pues siempre llevaba un cambio de ropa de "civil" en las alforjas. Estaría bien llamarse a sagrado unos cuantos días. No sabía si me seguían o cumplían mi petición de no buscarme, y en un templo no podrían hacer nada. Así que me cubrí la cabeza y entré.

Me vio uno de los sacerdotes, un hombre ya mayor y de barbas albinas como la nieve, que estaba en la puerta del santuario.

-Bienvenida a este templo de Bligalder, hija mía. Es muy extraño que venga gente de fuera. ¿Te has perdido?

-No, padre. Busco asilo por un tiempo. No sé cuál es mi camino en la vida, y me gustaría instruirme en vuestra biblioteca para que me sea más fácil encontrarlo. A cambio ofrezco servir al templo en lo que sea. Me llamo Mond Turm.

Yo soy el padre Kardis. La verdad es que necesitamos alguien que sea diestro con los caballos del templo, que los necesitamos para conseguir nuestros víveres. Así pues, Mond, si te crees capaz de soportar las duras condiciones del desierto, te permitiremos vivir y estudiar en nuestra biblioteca el tiempo que necesites con la condición de que cuides de nuestros caballos.

-No lo dude, padre.

OFF:

El asilo en sagrado:
http://es.wikipedia.org/wiki/Asilo_en_sagrado

OFF 2: Tris si puedes respondeme al privado que me tienes en vilo, joé!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Www.elrincondelaika.wordpress.com
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Jue Oct 27, 2011 1:12 pm

Miré al suelo rascándome la barbilla de forma lenta y mientras mi cara reflejaba el vivo gesto de la reflexión. Era un debate extraño entre, arriesgarse a perder a una heredera al trono en mitad del desierto, o salir a proteger a los intereses del reino. El rey podría tener un heredero directo con una mujer, mas, en caso de no tener una descendencia clara, Hildegard sería la heredera al trono, y sin una descendencia clara, el país, sin duda alguna, se sumiría en el caos sucesorio de una guerra civil, pero, no obstante, los intereses que nos llamaban desde el desierto, eran muy potentes... y beneficiosos para la nación guerrera. Decidí echar un poco de la carga moral que planteaba la pregunta de Tristán entre los otros dos individuos participantes en la decisión, entre los que estaba el propio Rey.

-No tener a Hildegard ahora, supondría reorganizar el grupo de soldados que tenemos, algo bastante insignificante, si tenemos en cuenta el reducido número de soldados, pero, teniendo en cuenta de que la misión en la que nos adentramos, es una misión peligrosa, iría detrás de Hildegard, ya que podéis no volver con vida de la expedición, y es ella la heredera más clara de todas y, si tú faltas, y ella también, habría un gran conflicto sucesorio que podría desembocar en una caótica guerra civil, mas, los intereses que nos llaman del desierto, son unos intereses muy grandes, llamativos, y beneficiosos para todo lo que es la nación. Además, tampoco sabemos si Hildegard está ya muerta, Bligalder la salve, o si está bien... aunque, lo cierto, es que también hay varios templos dedicados al culto de Bligalder por el desierto y puede haberse refugiado en alguno. ¿Qué opináis vosotros?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Red Sirious

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 76
Masculino Mensajes : 621
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Sáb Oct 29, 2011 9:04 am

No me hizo falta reflexionar demasiado para que Tristán conociera mi respuesta, y a pesar de que yo quería a Hildergard, había sido por su propia decisión por lo que se había marchado, y ¿Quién sabe si haría lo mismo en el campo de batalla dejándonos a los tres solos? ¡Era un riesgo para la vida de Ilaer, Tristán y mía que prefería evitar. Así que dije con tono firme y disciplinado:

- ¡Señor! ¡Yo me alisté para servir a Tristán y a la legión! ¡Por ello no quiero que nadie ponga en peligro a nuestro ejército ni a nosotros! ¡Hildergard ha salido por su propio pie y hay que respetar la decisión! Lo unico que conseguiremos obligandola a volver serán más disputas internas y el riesgo de que nos abandone en el campo de batalla poniendo nuestras vidas en peligro. ¡Esa es mi opinión al respecto! ¡Pero sois vosotros los superiores los que tenéis que tomar las decisiones!- Dije mirando a Tristán y luego a Ilaer.

Acto seguido me acerqué donde estaba el mapa para escuchar la decisión de ambos, las cual yo debía obedecer sin dilación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://deadland.foroactivo.com/
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Sáb Oct 29, 2011 4:11 pm

Asentí afirmativamente a las opiniones de ambos. Ciertamente me cabreaba...me cabreaba pensar en esa actitud de mi hermana.

-A lo largo de nuestra vida, la fortuna ha sabido favorecer a mi familia -dije esbozando una sonrisa mientras dirigía una mirada tranquila hacia Ilaer-. Es una cabezota...y seguro que tendrá una buena razón para haberse marchado. No obstante en cuanto volvamos encontrarla será primicia. Si por algún motivo soy una de las bajas y mi hermana no aparece, estoy seguro que el pueblo gritará vítores en tu nombre por todas las calles y rincones de Tuitusk, mi buen hermano -dije dando una palmada amistosa en el hombro de Ilaer-.

Me mantuve cabizbajo unos momentos en silencio. Ninguno de los tres pronunció palabra durante unos segundos.

-El deber llama, caballeros
-dije tranquilamente doblando la carta de mi hermana. Aún en presencia del General y el Tribuno me acerqué a la omnipresente estatuilla de Bligalder adornada con inciensos y velas. Haciendo el saludo militar seguido de una reverencia me incliné ante él. Hice una oración durante unos segundos y me levanté. Dirigí una mirada contemplativa a mis camaradas.

-Ya casi es hora de partir, amigos míos-.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Hildegard B. Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 635
Femenino Mensajes : 1532
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : A veces Teruel, a veces Valencia. ¿O quizás la piña debajo del mar?

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Sáb Oct 29, 2011 4:39 pm

Estuve unos cuantos días empleándome duro en el mantenimiento de los caballos del templo, y el tiempo libre lo empleaba en estudiar y en ayudar en lo que podía a los sacerdotes. También me agradaba acompañar al padre Kardis, maestro de aquel templo, en la oración.

Un día, estaba paseando en la biblioteca y hallé un libro en cuya portada se leía "Libro de embarazo de Bluma Krieg. Segundo hijo." No sabía para qué servían tales libros y me interesaba el porqué del nombre de mi madre en aquel así que pregunté a uno de los sacerdotes.

-Son libros en los que se consigna todo lo ocurrido durante el embarazo. Normalmente sólo se guardan sobre los embarazos de reinas... Pero recuerdo vagamente este caso, era una agricultora casada con un soldado. Debió de ocurrir algo muy especial.

Así que me senté en una de las mesas de la biblioteca y empecé a leer.

Libro de embarazo escribió:


5 de Dáwenhin.

Bluma ya experimenta náuseas. Y una extraña fiebre, que no sabemos cómo rebajar sin poner en peligro la salud del feto.

6 de Dáwenhin.

Me he llevado a Bluma conmigo al templo de la aldea a orar ante Bligalder para rogar por su sanación. Cuando hemos empezado a rezar, la sala se ha iluminado de manera sobrenatural... Oíamos una voz... ¿Era Blgalder mismo? Reclamaba el hijo que hay en el seno de la mujer como su propio hijo... Pero la voz decía que es una niña... Momentos antes de que acabara la visión, el pequeño Tristan consiguió, nadie sabe cómo, entrar en el templo. Temo que haya visto algo.

Así que mi madre tuvo una visión durante el embarazo... Fui a la sala de oraciones a orar. Necesitaba tranquilizarme. Me fijé en la estatua de Bligalder, más precisamente en su cara. Ésta tenía dos lágrimas...

-Nunca encontrarás otra estatua de nuestro Padre en la que esté representado llorando.-dijo el padre Kardis sorprendiéndome.-La leyenda dice que engendró una niña con una humana. La niña, que tenía control sobre el fuego, fue rechazada por su marido y Bligalder se la llevó a los cielos a vivir con él. Pero un día que estaba enseñándole a volar como los demás dioses la chiquilla, que tenía tres años, cayó en este mismo punto donde nos hallamos, muriendo porque no era una diosa completa. Bligalder bajó a la tierra para recoger su cuerpecito y llorando rogó que su inocente alma resucitara porque no había vivido lo suficiente... Se construyó este templo para honrar aquel horroroso hecho y con la esperanza de hallar la reencarnación de esa niña.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Www.elrincondelaika.wordpress.com
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Lun Oct 31, 2011 3:38 pm

No me quedó más remedio que asentir ante la afirmación de Tristán. Me llevé la mano al pecho, hice el saludo correspondiente, y salí de la tienda para dar la orden.

Comenzaba a amanecer. Se adivinaba ya en el horizonte un sol anaranjado bañando, poco a poco, como un pequeño arroyo, las tierras estériles, desiertas, y áridas que comenzaban a tomar su típico color amarillento.

Era un camino largo y difícil, del que no todo el mundo regresaría, eso se sabía ya. Habría que ver quién era el afortunado, y quien el desgraciado que perecería entre las peligrosas colinas del desierto, donde cualquier peligro era posible: desde destacamentos bárbaros nómadas, hasta escorpiones, serpientes, animales salvajes y peligrosos, aunque, y éste era el peligro más fuerte: el abrasador sol del desierto.

-¡Soldados en pie! ¡Se marcha y hay que organizar el grupo de nuevo ante la baja imprevista de la centurión Hildegard Scholse!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Red Sirious

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 76
Masculino Mensajes : 621
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Lun Oct 31, 2011 11:15 pm

Escuché con orgullo las palabras de Tristán, ya que se notaba que confiaba plenamente en Ilaer. Yo aún no había hecho merecimiento en batalla como para que Tristán confiara del todo en mí, pero se lo demostraría tarde o temprano con la intervención de mi afilada espada en cuerpos bárbaros. Saludé al igual que Ilaer aunque un poco más tarde y me dirigí hacia la puerta. siguiendo a Ilaer con paso disciplinado. Acto seguido aguardé a que éste hablara a sus soldados mientras permanecía callado al lado. Me coloqué el casco y una gran cresta se vio en ella, distintivo de mi alto rango, aunque no más alto que Ilaer. Cuando tuvo un segundo de respiro le dije en voz baja e inclinándome hacia él:

- Mi general, estoy a la espera de que se me asigne una parte del grupo de Hildergard a mi cuadrilla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://deadland.foroactivo.com/
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Jue Nov 03, 2011 5:05 am

Vacilé unos segundos sobre mis pies y luego asomé la cabeza por las telas de la tienda.

-General, asigne el grupo de mi hermana al Tribuno -ordené en un tono tranquilo y condescendiente a mi amigo Ilaer-.

Regresé entonces dentro de la tienda. No podía dormir, no podía pensar...

-Poderosa y hermosa Drëblissil. Donde quiera que esté, por favor, cuídala -solicité en una plegaria tranquila aunque llena de nostalgia.

Ahora debía despojarme de aquellas emociones y prepararme para guiar a mis hombres hacia una peligrosa misión.
Llevaba conmigo a experimentados y confiables, hombres. Fieles, orgullosos y todos mis amigos. Aunque en esta encomienda cualquiera de nosotros podríamos caer en las dunas del desierto, ninguno tenía la más mínima preocupación o muestra de miedo. Morir al lado de tus camaradas y hermanos es un privilegio digno de la merecida gloria del Valhalla...Vivir por la gloria de Tuitusk o morir por ella.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Hildegard B. Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 635
Femenino Mensajes : 1532
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : A veces Teruel, a veces Valencia. ¿O quizás la piña debajo del mar?

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Jue Nov 03, 2011 11:24 am

Me hallaba sentada en la cama de la celda que me asignaron los sacerdotes. Me agradaba porque era muy sencilla.



Doblada sobre la silla se hallaba mi ropa de militar, pues los sacerdotes me habían proporcionado una túnica del templo, era también muy sencilla y cubría piernas y brazos, pero era suficientemente ancha y eso hacía que fuera cómoda.

Seguía leyendo aquel libro de embarazos que tan intrigada me tenía.

Libro de embarazos escribió:


9 de Sáphirin

Parece que Bluma se ha recuperado de su fuerte enfermedad, y que el feto ha sobrevivido. El niño (o niña, según lo ocurrido en el templo) parece muy fuerte... Sus patadas son muy poderosas y no es raro ver a Bluma doblarse de dolor por algún puntapié de la criatura. Si todo va bien, nacerá para el cumpleaños de su hermano. De él quiero hablar. Me preocupa que recuerde lo que ocurrió en el templo y le cree algún trauma o algo parecido... Tiene sólo un año pero el recuerdo puede ser peligroso y quedar latente en su mente hasta su crecimiento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Www.elrincondelaika.wordpress.com
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Jue Nov 03, 2011 4:50 pm

OFF: Sorry, pero mi comentario de hoy tiene que ser breve...

El sol continuaba subiendo, y el desierto que se extendía ante nuestra mirada, se hacía cada vez más visible y terrorífico: miles y miles de kilómetros sin apenas una brizna de hierba o un miserable oasis con el que aplacar nuestra sed durante días. Aquello podría ser, perfectamente, nuestra tumba.

Me crucé de brazos y miré el panorama de los soldados que comenzaban a formar ya. Empecé a modificar el antiguo grupo de Hildegard metiendo soldados de manera irregular en los diferentes destacamentos, quedando Sirious en completa mayoría pues, Tristán y yo, nos habíamos quedado con tres entre los dos.

Me quité el casco de la cabeza, y acaricie mi nuca por última vez en aquel sitio. Me miré la mano durante unos segundos. Sudor... y apenas había empezado el día, mas, ¿era un sudor corporal provocado por el miedo? ¿Era un sudor corporal frío provocado por el terror a adentrarme en la inmensidad de aquel mar de arena? ¿O tal vez significaba que el sol había empezado a pegar con fuerza? O, tal vez, y esto me preocupaba, me habría vuelto las fiebres del desierto una vez más. Hacía tiempo que no me daban, y, ahora que volvía a él, su maldita regresión parecía aproximarse.

Suspiré y me quedé con el casco en la mano mientras miraba a Sirious y esperaba a Tristán, el cual, se había quedado rezagado en su tienda, tal vez dormitando un poco, tal vez rezando, tal vez reflexionando, en cualquier caso, sabía de sobra que saldría pronto: Tristán nunca descuidaba sus labores como rey-guerrero aunque se estuviera muriendo y tuviera la cabeza a medio cortar y, aunque fuera exagerado, no dejaba de ser una verdad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Mar Nov 15, 2011 4:55 pm

Off: Me he saltado el turno de Sirious, es que me han ganado las ansias de rol xD.

Salí de la tienda con paso firme y con la cabeza en alto. Llevaba la armadura bien fija y el casco en la mano pegado a la cintura.
Eché un vistazo al campamento y a los hombres, pensativos, cansados y apenas afectados por el calor.
Entonces dediqué una mirada al General Ilaer. Estaba pensativo y sudaba casi el doble que todos los hombres de aquella expedición.

-Tranquilo, mi buen amigo -dije en tono confidencial acercándome y poniendo una mano en su hombro-. Los dioses tienen preparada para ti una muerte gloriosa en una batalla lejos de este sitio de mierda -afirmé en tono consolador-. Llevamos tres sanitarios profesionales y tienen instrucciones específicas en caso de que tu vida corra riesgo -dije un poco más serio. De nuevo repasé a los hombres que ya se levantaban y desmontaban todo para continuar-. Los que no mueran por el calor, ojalá y no mueran por la noche. El desierto puede ser una tumba muy deprimente si se cae por las circunstancias del clima -comenté en tono algo pesimista.

-En cualquier caso, ánimo, General. Los hombres no deben verle así. Recuerde que somos oficiales, los dueños de nuestras emociones. Debemos mostrarnos duros aún en la agonía de nuestra muerte -mientras decía esto en un tono tan jovial no podía evitar preocuparme por Ilaer. Me preocupaba también por el resto de los hombres, pero estaba seguro que ninguno sufriría tanto en este viaje como él y, sin embargo, le necesitaba demasiado-.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Hildegard B. Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 635
Femenino Mensajes : 1532
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : A veces Teruel, a veces Valencia. ¿O quizás la piña debajo del mar?

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Miér Nov 16, 2011 3:53 pm

Off: Siento que tenga que ser breve hoy, tengo cosas que hacer, en mi nuevo móvil no puedo postear y así doy paso a Ilaer.

Aquel condenado libro estaba mucho tiempo rondando en mi mente. Si mi madre había tenido dos hijos (de hecho uno de ellos era el actual Rey de Tutusk), me parecía muy extraño que sólo hubiese un libro si éramos dos hermanos. Pero procuraba mantener mi mente alejada de otros pensamientos peores, originados por aquel tomo, sobre mi pasado. Pero claro, segúnel libro debía de haber nacido para Dáwehin y nací a principios de Lýehin.

Me solía dedicar mucho tiempo dedicando mis cuidados a los caballos del templo... Parecía que Morrut se sentía algo celosete por aquello, pero siempre procuraba tratarle algo mejor para compensarlo. En esto se acercó el padre Kardis por mi espalda y me preguntó:

-Perdona, no sabemos nada aún de ti... No digo que no estemos contentos contigo, pero... ¿De dónde vienes? Eres un ser misterioso que estudia mucho y pareces muy interesada en ese libro de embarazos. Por tu acento diría que provienes de Migrënorte, y ese libro fue escrito allí. ¿Tienes algo que ver con Bluma Krieg, de Oheag?

Me quedé pensativa, meditando una respuesta... No podía decir la verdad, porque serían capaces de mandarme al castillo, pero tampoco podía pasarme mucho con la mentira.

-Soy de Migrënorte,tal y como revela mi acento. Pero no conozco nada sobre Oheag, sólo busco la sabiduría. Me gusta conocer todo sobre todo, por eso creí conveniente ensillar mi caballo e irme a recorrer mundo.

-Pero...tus padres... ¿Te dejaron ir siendo tan joven?

-Soy huérfana de padre y madre.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Www.elrincondelaika.wordpress.com
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Miér Nov 16, 2011 5:53 pm

Sentí la cálida mano del rey Tristán posada en mi hombro, sobre el cual, caía la capa roja de general.

-No es nada Tristán. Debe de ser otro episodio de esas fiebres del desierto. Los médicos diagnosticaron que tendría algunas más y que aparecerían con frecuencia en estos ambientes cálidos. Sólo es eso, un simple episodio. Nada más... un episodio sin importancia. Ya me ha pasado muchas veces.

Sentir la mano de Tristán, era mucho más que sentir la mano de un rey: era sentir la mano de un verdadero amigo. Sus palabras me convencían y me tranquilizaban, y eran tan fuertes como el viento que azota a la errante tempestad. De ninguna manera podía quedarme así. No podían verme así, derrumbado, porque podría minar la moral de los soldados y eso sería absolutamente desastroso para la gran empresa que estábamos obligados a llevar. Armándome de valor y coraje, lancé un grito al viento. Quise que mi voz llegase potente y clara a todos.

-¡Nobles soldados de Tuitusk, discípulos y siervos de los dioses que rigen nuestro destino, esclavos de la Diosa de la Muerte, hijos de Bligalder! ¡Escuchadme con atención! ¡La empresa a la que nos dedicamos ahora, no es tarea fácil pues, exige un arduo trabajo y un grandísimo esfuerzo que sólo los soldados de Tuitusk pueden hacer!.-Las lanzas se elevaron en señal de júbilo, y los soldados gritaron palabras de victoria, gritos llenos de coraje.-¡La empresa de hoy, traerá hambre, desgracia, enfermedades y muerte, pero sólo traerá eso si trabajamos desunidos! ¡Si sólo golpeamos con un dedo, el daño será mínimo, por muchos dedos que se tengan, pero nosotros somos un puño! ¡Un puño fuerte! ¡Somos el puño del mismo Bligalder!-Los soldados se mostraban atentos y llenos de euforia en este caso. Se veía en sus miradas el mejor de los orgullos, y eso me encantaba. Era una grata sensación saber que tus soldados están bien.-¡Cuenta la leyenda que el legendario Shuder, con apenas diez hombres, logró doblegar a los ejércitos del mundo! ¡Nosotros somos la reencarnación de esos hombres! ¡Somos la leyenda de Shuder con una nueva leyenda a la cabeza: El rey Tristán de la casa Scholse! ¡Uníos y peleado por vuestra patria como Shuder lo hizo, y vuestra gloria será grande! ¡Bligalder salve a Tuitusk! ¡Honor y gloria a los que pelean por su patria!.-En ese momento tan apoteósico, sacando la espada de la empuñadura y llevándola hacia el cielo, los soldados no paraban de gritar el nombre de Tristán, de los dioses, y de Tuitusk.-¡A sangre y fuego, mis valientes! ¡Adelante!.

-¡¡¡ADELANTE!!!-Gritaron los soldados mientras sacudían los escudos haciendo un ruido ensordecedor, mientras esperaban los discursos de Tristán y el centurión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Red Sirious

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 76
Masculino Mensajes : 621
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 03/04/2011

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Miér Dic 28, 2011 12:39 pm

Escuché atento el discurso de Ilaer, bastante coherente y honesto. Sabía emocionar a los soldados, que comenzaron a gritar alrededor mía. Yo alcé mi puño e hice lo que pude para seguir animandolos. Cuando acabó el discurso esperé mis órdenes, ya que parecía que Tristán y Ilaer estaban hablando cosas oficiales que no debería saber, supongo...

Fui esquivando soldados que seguían gritando con gritos de alegría para acercarme a Tristán.- ¡Señor! ¡Estoy dispuesto a acatar cualquier orden!.- Dije saludando al estilo romano. Mi capa ondeaba y mi casco ocultaba casi todo mi rostro, aunque mi cresta hacía notar que era tribuno militar en ese momento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://deadland.foroactivo.com/
Tristan Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 267
Masculino Mensajes : 2923
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 10/05/2010
Localización : Aschau am Inn

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Lun Ene 02, 2012 3:17 pm

Acompañé a los soldados en los vítores que llovían sobre el General. Momentos después se acercó a mí el Tribuno militar, Sirious. Erguido, atento y servicial como siempre.

-Ya verá, Tribuno. Esta batalla apremiará a los hombres pacientes -le dije sencillamente en tono tranquilizante. Dí una palmada en el hombro y tosí un poco para aclarar mi voz-.

-¡Hijos míos! ¡Hijos de la gloriosa nación de Tuitusk! Más que todas las batallas esta será recordada por el logro tan inmenso que aspiramos lograr. A partir del momento en que marchamos, no lo hagais sólo por vuestra gloria ni honor personal. Recordad también a las familias que dejáis en casa, luchad por ellos. recordad a nuestros hermanos enfermos y heridos, ellos también esperan buenas noticias. Por nuestros hermanos caídos en glorias pasadas, ellos desde la gloria del Valhalla celebran nuestros triunfos y se emborrachan con nuestras derrotas. ¡Pero los soldados de tuitusk no conocemos la derrota!

-¡Sí, señor! -respondieron en coro con un grito áspero y casi solemne.

-¡Ninguna batalla nos ha hecho más grandes, ni más fuertes. Porque siempre hemos sido los más grandes, los más fuertes! ¡Un grupo de los soldados más fieros del ejército más temido de toda Antilea ha venido a conquistar un pedazo de la tierra que le pertenece! ¡Una arena que se manchará con la sangre de los invasores de la oscuridad y la plaga del mal! ¡Por el honor y la gloria! ¡POR LOS SANTOS DIOSES Y POR TUITUSK! -grité con voz poderosa que parecía salir casi de los mismos cielos. Los soldados se alzaron en un eufórico grito que les hizo brillar de poder.

Entonces levanté mi espada y por señales iba ordenando a los oficiales organizar a sus soldados y marchar. Inmediatamente los sanitarios se cuadraron firmes y caminaban siempre unos pasos a trás del General. Entonces busqué al tribuno y estreché su mano.

-Por Hilde -dije en un tono un poco triste, sin embargo sonreí y continué a delante buscando a mi caballo, Forwor.

Cerré mis ojos y elevé una plegaria a los dioses para que el desierto no me robara a muchos de mis hombres y en especial a mi hermano. Aunque confiaba plenamente en la fuerza del General, haría lo posible por salvarle. Después de todo ese hombre es una de las figuras más significativas de la nación y era mi hermano de armas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.antilea.com
Hildegard B. Schlose

avatar

Nivel : 2
RoLCoins RoLCoins : 635
Femenino Mensajes : 1532
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 17/12/2010
Localización : A veces Teruel, a veces Valencia. ¿O quizás la piña debajo del mar?

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: El tesoro   Mar Ene 03, 2012 3:27 pm

El padre Kardis me miró preocupado.

-Vaya, lo siento... No me lo esperaba... Pero en tu mirada se ve que eres un ser impulsivo, que desea ser libre como las águilas en el cielo de Tuitusk, y también que has padecido para luego ser alegre pero a la vez intentas ser culta y hacer feliz a una persona en especial. Esa persona es muy distinta a ti en carácter, pues parece que tiene la cabeza más amueblada, pero las experiencias que has tenido con esa persona te han ayudado a crecer. ¿Me equivoco?

Me quedé meditando. Él no se equivocaba, pues esa persona existía y llevaba mi mismo apellido. Aquella persona era un modelo de vida para mí (era leal, inteligente y el guerrero y estratega más poderoso de Tuitusk según decían) , y yo ansiaba parecerme a él pues era un mito sin caer para mi persona. Junto a aquella persona había luchado en batallas, contra nigromantes, contra bichos enormes y había conocido la cara de la Muerte junto a él.

-No, no se equivoca. Esa persona es demasiado importante, tanto que entregaría mi vida por la suya si fuera preciso.-dije.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://Www.elrincondelaika.wordpress.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El tesoro   

Volver arriba Ir abajo
 
El tesoro
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Siete mares conocen mi nombre, tan peligroso como el tesoro que esconden [Xaerath]
» LA GRAN BÚSQUEDA DEL TESORO {Aniversario de Take}
» La fiebre del oro: ¡A la búsqueda del tesoro! (y rima y todo) [CAPÍTULO LIGHT]
» Como puntuan los libros, ¿en tesoro o cultura?
» El tesoro de Jakeline (Cupos disponibles)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Antilea :: Tuitusk :: Desierto del Este :: La costa-
Cambiar a: