Antilea

Bienvenidos a Antilea. Foro de rol de ambientación medieval fantástica.
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarseEditar Personaje
¡Reviviendo Antilea!
Nuevas misiones y trabajos. Puedes echarles un vistazo en el apartado correspondiente.

Comparte | 
 

 Un día cualquiera de primavera parte 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Un día cualquiera de primavera parte 2   Vie Mayo 04, 2012 7:32 pm

OFF: Para no hacer dos posts y para no inventarme un palacio en la capital de la nada, pongo aquí es post y, para no perdernos, continuamos ya aquí. ¿OK?

Íbamos por las calles de la capital. Hacía una mañana espléndida, hermosa. Brillaba el sol en el cielo y éste quedaba reflejado en el mármol de las casas señoriales. El patriciado urbano hacia gala de su poder haciendo esas casas tan suntuosas que eran la envidia de muchos, y el símbolo de la ostentación y la soberbia para otros, símbolos que sentían que debían eliminar porque suponían un insulto a las personas de condición humilde. No era raro ver por aquellos lares tropas de la guardia real velando por la seguridad en las calles, y pobres pidiendo por las plazas. También era costumbre ver a los eruditos y a los sacerdotes manteniendo verdaderas animadas charlas intelectuales, a veces de los dioses, otras, de filosofía, política, economía o literatura, y otras veces de temas más mundanos como sus numerosos viajes a tierras exóticas dentro y fuera de nuestras fronteras.

Muchas personas se paraban y nos saludaban. Habías varias personas vestidas de senadores. Parecía haber una reunión senatorial para decidir el gobierno de las provincias otro año más, aunque muchas se habían convertido ya en cargos heredables. La gente los llamaba señoríos, y extendían su poder a través de acuerdos entre el pueblo y el señor correspondiente. Generalmente, esas personas tenían títulos nobiliarios, debían una fidelidad al rey, y poseían un ejército y autónomo para los problemas exteriores, pero dependiente del rey para las guerras. Tenían el derecho a cobrar impuestos, y, a pesar de que me resultaba algo abusivo, aquellas personas hacían gala de una gran lealtad, seguridad y valentía y, lo que era más importante: sabían mantener a la población a pesar de sus rentas.

Sonreí a Sharaseth al tocar la gran puerta de Palacio. Era enorme, más de cinco metros de altura, muy ancha, de madera de roble muy bien tratado, y asas de bronce. Un esclavo muy bien vestido y con unos modales impecables nos recibió. Invitó a la señorita van Zeissen a esperar en la biblioteca, donde le sería llevada agua y comida y podría coger cualquier libro que le interesase mientras me esperaba. Tras unas palabras con el siervo, éste se despidió de nosotros y se fue a buscar el regalo de Sharaseth.

Yo subí a mis dependencias temporales un momento. Mi casa estaba en las afueras del barrio rico, y, a pesar de que mi casa era muy humilde debido a mi acostumbrada vida militar, debo decir que, para nada, lucía pobre. Era, como me gustaba llamarlo, una riqueza humilde. Empecé a desnudarme empezando por quitarme la armadura. Más tarde, decidí ponerme ropa cómoda: una camisa cerrada blanca ancha y unos pantalones negros, igual que las botas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sharaseth van Zeissen

avatar

Nivel : 1
RoLCoins RoLCoins : 60
Mensajes : 139
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Un día cualquiera de primavera parte 2   Sáb Mayo 05, 2012 3:37 pm

OFF: Me parece chachi.

A pesar de que la residencia del joven se hallaba a las afueras del barrio rico, el recorrido no había resultado demasiado largo y ambos habían disfrutado del agradable paseo por las calles soleadas de la ciudad. Ninguno de los dos había hablado con excepción de las ocasiones en que algunos conocidos se paraban para saludarles, aunque aquel no había sido un silencio incómodo o angustioso. Sharaseth apreció aquel instante en el que, a pesar de no haberse comunicado entre ellos, se sentía más cercana y cómoda con el joven, caminando de su brazo y relajada mientras observaba los colores del día.
Entonces habían llegado a la gran puerta del Palacio, algo desproporcionada con respecto al tamaño de éste, a través de la cual el General la invitó a pasar cortésmente. Sharaseth observó con curiosidad la residencia del joven mientras se dejaba guiar por un siervo. Le recordó brevemente a la casa de su hermana en la costa; sencilla, pero hermosa. El siervo la introdujo en la biblioteca y fue a buscar algo de comer mientras Ilaer iba a cambiar su atuendo. Una vez la joven se encontró sola, comenzó a pasear lentamente por la habitación, leyendo los nombres de los libros de las estanterías, para finalmente detenerse, algo desconcertada, en un ejemplar que destacaba entre las elaboradas portadas y pastas de los grandes volúmenes por su sencillez. Sharaseth tomó entre sus manos el ejemplar y pudo observar que no se trataba de un libro, sino de un conjunto de documentos cosidos por el lateral izquierdo para formar una unidad. En la primera hoja, llena de manchas amarillentas y algo tiesa, el sello del Reino de Tuitusk se hallaba plasmado en tinta negra, sin ningún título ni instrucción cerca. Sharaseth abrió por otra página y no tardó en darse cuenta de que se trataba de una especie de registro oficial, pues el documento estaba plagado de apellidos de familias y linajes nobles del Reino, algunos ya desaparecidos, tan bien conocidos por ella. Se aproximó lentamente hasta una de las grandes ventanas de la sala y se apoyó contra el poyete de ésta mientras leía con interés la información que aquel antiguo documento contenía.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Un día cualquiera de primavera parte 2   Dom Mayo 06, 2012 8:37 pm

El siervo entró en la biblioteca y dejó un plato con fruta y agua sobre una mesa. Después, realizó una leve reverencia y se marchó mirando a la Sharaseth.

-Señorita van Zeissen, si necesita algo, sólo debe de avisarme. Mi nombre es Aik. Estaré en la habitación contigua. Disfrute de su lectura y de la comida, señorita van Zeissen.

Aparecí unos minutos después con mis nuevos atuendos. Estaba mucho más fresco y más cómodo con aquella ropa. Encontré a Sharseth leyendo cerca de la ventana, apoyada en un poyete. La observé durante unos segundos y después me aproximé hacia ella con semblante despreocupado y tranquilo. Observé la portada del libro que leía. Era un documento antiguo. Un registro de nombres. Sonreí.

-Veo que os interesa mucho el libro de registros. Comprobará, además de que es muy antiguo, pues muchos apellidos nobiliarios están desaparecidos ya de Tuitusk, que es una fuente interesante desde el punto de vista histórico y administrativo. Ahí están todos los impuestos, los terrenos, los títulos nobiliarios, el capital disponible, los esclavos, las deudas con el Reino y si han tenido incidencias graves. Está ordenado por orden alfabético. Un trabajo arduo y difícil realizado por nuestros administradores. Espero que le complazca, señora. ¿Fue debidamente atendida por mis sirvientes?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sharaseth van Zeissen

avatar

Nivel : 1
RoLCoins RoLCoins : 60
Mensajes : 139
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Un día cualquiera de primavera parte 2   Dom Mayo 06, 2012 9:43 pm

Sharaseth apartó los ojos del documento cuando oyó la puerta abrirse, y vio aparecer por ella al joven general ataviado con ropas mucho más ligeras y cómodas que las anteriores, pero igualmente favorecedoras. La joven siguió al hombre con la mirada a medida que éste se acercaba a ella, sonriente, y le escuchó hablar.

¿Fue debidamente atendida por mis sirvientes?

Por supuesto, contáis con un servicio muy profesional y cortés.-respondió.-Es verdaderamente interesante, sí-dijo, bajando la vista brevemente al documento que tenía entre las manos.-, pero creo que podría haber elegido cualquier otro más ameno de entre tan lustrosa colección.-comentó con confianza, mientras cerraba el documento y lo precipitaba rápida pero suavemente hacia el pecho del hombre, que se vio obligado a agarrarlo para que éste no cayera pues la joven había comenzado a moverse con paso ágil hacia una de las estanterías. Parecía que iba a elegir otro tomo mientras acariciaba con la yema de los dedos el lateral de los libros postrados en uno de los estantes cuando se dio la vuelta súbitamente, con una amplia y encantadora sonrisa repleta de confianza en sí misma, y se apoyó en la estantería dirigiendo una mirada intensa hacia el joven, que también la miraba a ella.-Ardo en deseos de nuestro almuerzo juntos, General.-comentó con soltura y una voz juguetona. A decir verdad, ni ella misma sabía cuándo había surgido tal confianza y naturalidad con el joven, pero todos aquellos últimos movimientos y palabras los había realizado sin ni siquiera pensar en ello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Un día cualquiera de primavera parte 2   Mar Mayo 08, 2012 4:26 pm

-En tal caso,-comencé sonriendo-no demoremos más nuestra partida, señorita van Zeissen, aún le espera su regalo y, si lo desea oportuno, puede llevarse prestado el libro que quiera. Venga, por favor.

Hice una señal con el brazo hacia la puerta. Sharaseth dejó el libro y me siguió muy de cerca. Atravesamos toda la sala y el salón contiguo para dar a una especie de caballerizas donde había dos caballos con una montura puesta. Resaltaban sobre varios más por su porte fuerte y hermoso. Uno era mi Eleathar, negro como la noche, y a su lado había una yegua totalmente blanca, como si fuera un diente de marfil se tratase. Las crines eran largas y caían un suavidad en el costado derecho del cuello. Su cola también era bastante larga lo que lo convertían en un ser ansiado y muy elegante. Relinchó al vernos y me dirigí hacia ella con serenidad. Le besé el morro y le palmeé, muy delicadamente, la parte izquierda de su enorme cabeza. Después me giré y, aún acariciando las crines del animal, me dirigí con voz sonora a Sharaseth, para explicarle el noble origen de su raza.

-Mantuvo el Dios de los habitantes del desierto una charla con el viento del sur. Le dijo "cogeré de ti una parte y haré el más bello de los ejemplares del mundo. En su grupa, los hombres rezarán en mi nombre, matarán a mis enemigos, y vencerán al que clama en contra de mi nombre mientras imparten la justicia." El viento del sur, obediente a Dios, le dijo "Dios de dioses, haga se tu voluntad." Y el Misericordioso cogió una parte de él e hizo esta raza de caballos. Son los más hermosos y los más veloces del mundo. Está tocados por un halo divino y es muy difícil hacerse con uno. Sólo la gente de la realeza tiene uno de estos, a veces, ni eso. El califa de los bárbaros del desierto tiene una yeguada enorme a la que guarda con muchísimo celo, y es casi imposible tocar a uno, pues sólo el hecho de rozar a un animal tan noble conlleva la pena de muerte en aquellos lugares. A su cargo, está parte de su temida guardia personal. Yo tengo el enorme privilegio de tener dos: Eleathar, macho, y ella, hembra. No le tenemos puesto ningún nombre, aunque el que nos las vendió la llamaba Benazir*****.

Cogí de las riendas de la yegua y la llevé hasta Sharaseth.

-Señorita van Zeissen, consideradla como vuestra. Es mi regalo para vos.


OFF:*****La leyenda que cuento aquí es real, de origen beduino, aunque está algo modificada para la ocasión. Si estáis interesados, es la leyenda de la creación del caballo de raza árabe, uno de las razas de caballos más caras, hermosas, y lujosas del mundo. Lo de la yeguada, también es verdad. Para ello me basé en la historia de la yeguada de las marismas de Sevilla que, parece ser, ya existían en los tiempos del califa omeya al-Mansur haya por el 994-1002.


Última edición por Ilaer el Mar Mayo 08, 2012 4:38 pm, editado 1 vez (Razón : Dataciones históricas (OFF:*****))
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sharaseth van Zeissen

avatar

Nivel : 1
RoLCoins RoLCoins : 60
Mensajes : 139
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Un día cualquiera de primavera parte 2   Mar Jul 03, 2012 8:25 am

Sharaseth se dejó conducir hasta lo que parecían las caballerizas de la residencia del joven. Ambos se aproximaron hasta dos caballos que destacaban de entre tantos en la estancia por su tamaño y porte curiosamente distinguido. Allí el joven se acercó a uno de ellos, una yegua de un blanco casi cegador, y explicó de forma solemne el origen de su raza. La joven escuchó con atención la fabulosa historia y sonrió cuando el joven se aproximó a ella con las riendas de tan noble caballo en la mano y se las ofreció.

Os agradezco de todo corazón este regalo, aún sin tener la certeza de ser merecedora de ello.-Sharaseth tomó las riendas de la yegua y elevó una mano para acariciar el lado derecho de su cabeza y las crines que de ella pendían. El animal se agitó un poco ante el nuevo contacto, pero enseguida se tranquilizó e incluso pareció arrimarse a las caricias de la joven.-Es realmente hermosa, gracias.-Sharaseth se apartó del animal, con una sonrisa débil, casi tímida, pero cálida en los labios y se aproximó al joven. Colocó suavemente una mano algo temblorosa en su mejilla y besó con delicadeza la otra, advirtiendo la leve aspereza de su piel morena.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ilaer

avatar

Nivel : 3
RoLCoins RoLCoins : 88
Masculino Mensajes : 558
Extra RoLCoins : 0
Fecha de inscripción : 24/01/2010

Ficha del Personaje
Nivel:
Criatura: Humano

MensajeTema: Re: Un día cualquiera de primavera parte 2   Lun Jul 09, 2012 2:28 am

Sentí el calor de la mano de Sharaseth en mi mejilla y un beso en la otra. Cierto rubor comenzó a tomar mi rostro. Había tenido contacto antes que otras mujeres, pero con la heredera de los van Zeissen era todo distinto. No pude mirarla a los ojos. Agaché la mirada mientras suspiraba e intentaba recuperar el aliento.

Con una mano busqué las riendas de Eleathar que relinchó divertido ante la situación. Cabeceaba nervioso mientras se aproximaba a la yegua ahora de Sharaseth. Con su mentón acariciaba el lomo de la yegua que, tiernamente, dejaba reposar su cabeza sobre la espalda del semental.

-Míralos. Se quieren.-Dije mientras palmeaba las nalgas de Eleathar, que respondió con un resoplido.-Supongo que llegará el tiempo de celo. Señorita van Zeissen, ¿deseáis partir ya? Sólo tenemos que coger la comida que no tardará en traerse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un día cualquiera de primavera parte 2   

Volver arriba Ir abajo
 
Un día cualquiera de primavera parte 2
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [Prologo] En un bar cualquiera
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» Harry Potter 7 las reliquias de la muerte 1 parte (2010) Dvdrip Latino (Aventura)
» [The Moon Knights] Segunda parte
» Saludos por mi parte. Es un placer y sí, también soy iniciado en un foro.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Antilea :: Tuitusk :: Mïgrédiron :: Lagos centrales-
Cambiar a: